Rusia es uno de los pocos países situados en territorio europeo que exigen un visado a los ciudadanos de la Unión Europea para cruzar sus fronteras. No obstante, existen algunas alternativas para acceder al país sin uno. En este artículo te contamos todas las formas diferentes de visitar la ciudad de San Petersburgo y, en caso de necesitarlo, que visado solicitar.

Viajar a Rusia desde Finlandia

Muchos turistas que visitan Helsinki o cualquier otra ciudad de Finlandia se plantean hacer una visita de uno o varios días a la capital de Rusia, San Petersburgo, ya que la distancia entre ambas es, únicamente, de unos 400 kilómetros.

El gobierno ruso ha intentado durante los últimos años facilitar la entrada de turistas al país, permitiendo el acceso sin visado o con uno electrónico que se puede pedir de forma fácil y rápida. En el caso de la entrada sin visado, ésta solo se aplica a aquellos que acceden a través de un crucero o ferry. Por ello, es muy recomendable visitar San Petersburgo mientras estás en Helsinki.

Antes de pasar a ver todas las alternativas que existen, es importante recordar que la información proporcionada al realizar la reserva de un medio de transporte debe coincidir exactamente con la que aparece en tu pasaporte, ya que ésta es enviada a las autoridades fronterizas. Además, los ciudadanos de muchos países de Latinoamérica no necesitan visado para visitar el país. Puedes consultar la lista de dichos países aquí.

Llegar en ferry o crucero: viajar a Rusia sin visado

La única alternativa para visitar Rusia sin tener que solicitar un visado es utilizando un ferry o crucero como medio de transporte. Además de los cruceros cuyo trayecto cuenta con una parada en San Petersburgo, existe una compañía que realiza dicha ruta en ferry de forma directa conectando Helsinki y San Petersburgo.

El ferry que te permite acceder a Rusia desde Helsinki sin visado es gestionado por la compañía Moby SPL y sus barcos zarpan desde Finlandia a las 18:00 o 19:00 de la tarde y llegan a su destino a las 9:00 de la mañana del día siguiente. El billete de ida y vuelta cuesta entre 100 y 300 euros, dependiendo de la época del año en la que viajes, y se incluye en el precio el camarote para dormir.

La empresa hace el mismo recorrido desde Estocolmo y Tallin, por lo que es posible alargar tu viaje y hacer una parada en una de estas dos ciudades antes o después de ir a San Petersburgo.

Palacio de invierno de San Petersburgo
Palacio de invierno en San Petersburgo

En cuanto al visado, este viaje te permite permanecer en Rusia durante 72 horas sin necesidad de solicitar uno, siempre y cuando cumplas algunas condiciones, como disponer de una reserva de hotel si piensas alojarte en la ciudad o contratar un tour guiado. La otra opción, especialmente recomendable para ciudadanos europeos, es solicitar un visado electrónico que te permite estar en el país durante 8 días sin tener que reservar un tour guiado.

Llegar a San Petersburgo en tren: la forma más cómoda y rápida

Allegro es el nombre que recibe el tren que conecta las capitales de Finlandia y Rusia. El trayecto solo dura unas tres horas y media, por lo que se trata del medio de transporte más rápido para llegar a San Petersburgo. Además, este sale desde la estación central de Helsinki, situada en el centro de la ciudad, y llega a la estación Finlyandsky que también se encuentra en un lugar bastante céntrico de la capital rusa.

El trayecto de ida y vuelta se realiza 4 veces al día, así pues es muy sencillo organizar el viaje, e incluso es posible ir y volver en un mismo día. El tren, además, para en varias ciudades finlandesas, por lo que no es obligatorio encontrarse en Helsinki para realizar este viaje. El precio del billete parte de los 29 euros pero puede aumentar según el momento del año en el que viajes, del tipo de billete escogido o de los servicios incluidos.

En este caso, necesitarás un visado tradicional, ya que las autoridades fronterizas rusas aún no cuentan con el equipamiento tecnológico necesario para verificar el visado electrónico en el tren. No obstante, se espera que a lo largo del año 2021 se implemente la tecnología necesaria que permita utilizar el visado electrónico en todos los trenes procedentes de Finlandia.

La forma más sencilla de adquirir los billetes es a través de la web ferroviaria finlandesa, ya que el pago se realiza en euros. Existe, no obstante, la opción de comprarlos en la web rusa, aunque el pago en este caso se hará en rublos rusos. El precio es el mismo, por lo que la opción más sencilla es la web finesa.

Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada
Iglesia del Salvador sobre la Sangre Derramada

Ir de Helsinki a San Petersburgo en autobús: la opción más económica

El viaje de Helsinki a San Petersburgo en autobús cuesta unos 30 euros, incluyendo el billete de ida y vuelta, lo que lo convierte en la forma más barata de hacer el trayecto. La principal desventaja es la duración del viaje, puesto que ésta será de unas 7 u 8 horas. Entre las ventajas encontramos la posibilidad de viajar tanto con visado tradicional como electrónico.

Hay un gran número de empresas, como Lux Express, que realizan este trayecto, por lo que no tendrás problemas para encontrar un billete. Al contar con tantas opciones, el número de salidas diarias es muy grande tanto en horario diurno como nocturno. El autobús suele partir de la céntrica estación de autobuses Kamppi en Helsinki y llegan a la estación de autobuses de San Petersburgo, situada en las afueras de la ciudad.

Coche y avión: otras alternativas para viajar a San Petersburgo

Si quieres hacer el trayecto en coche, debes tener en cuenta que no todas las compañías de alquiler de vehículos permiten cruzar la frontera y, además del visado, tradicional o electrónico, necesitarás disponer del carnet internacional de conducir vigente. Los 390 kilómetros de distancia se pueden recorrer en unas 4 horas y media contando los peajes que encontrarás por el camino.

El avión es una alternativa poco recomendable en este caso, puesto que los aeropuertos de ambas ciudades se encuentran muy alejados del centro de la ciudad y, aunque el viaje solo dura una hora, el tiempo para desplazarse hasta el aeropuerto y la espera en él hacen que la duración total del viaje se dispare. El billete de ida y vuelta suele encontrarse entre 150 y 200 euros, dependiendo de la época del año. El visado electrónico es aceptado al viajar en avión.

¿Tienes pensado visitar San Petersburgo durante tu viaje a Finlandia? Cuéntanoslo en los comentarios y, si el artículo te ha servido de ayuda, te animamos a compartirlo en redes sociales utilizando los iconos que encontrarás justo debajo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba