La cultura de la sauna en Finlandia forma parte de la vida de la mayoría de la población finlandesa. Para los finlandeses, la sauna implica mucho más que simplemente lavarse. La gente acude a ella para limpiar su cuerpo y su mente, relajarse y pasar tiempo con familiares y amigos.

Finlandia cuenta con unos 3,3 millones de saunas repartidas por todo el país, en el que viven 5,5 millones de habitantes. Así pues, la sauna es fácilmente accesible para todos.

Aunque después de la década de 1950 la mayoría de las saunas públicas tradicionales desaparecieron de las ciudades, en los últimos años se han construido nuevas saunas públicas gracias a la colaboración de los ayuntamientos y diferentes empresas privadas.

Historia de la sauna finlandesa

Las saunas finlandesas más antiguas se construyeron como fosas en el suelo y se remontan a varios miles de años atrás. A pesar de que no existe una historia escrita de cómo surgió la primera sauna en Finlandia, es posible encontrar restos de aquellas primeras saunas que se utilizaban durante la edad de piedra.

Estas saunas primitivas eran fosas excavadas en laderas y calentadas con piedras calientes. La entrada estaba cubierta, de forma que el aire caliente quedaba atrapado en el interior para que la gente pudiera utilizarla también en invierno.

Con el tiempo, las saunas se comenzaron a construir sobre el nivel del suelo y la sauna solía ser el primer edificio de la casa. Estas construcciones eran muy básicas y solo contaban con un suelo, tres paredes, una entrada que se podía cubrir, un techo a base de césped o piel de animal y rocas calentadas por el fuego.

El siguiente paso en la historia de la sauna finlandesa es la kiuas, una casa de madera con una estufa y una pila de piedras llamada kiuaskivet en finés. La kiuas utilizaba abedul para calentar la estancia durante largos periodos de tiempo y, al arrojar agua sobre el kiuaskivet, la humedad de la sauna aumentaba, creando vapor o löyly.

Desde entonces, la sauna se ha ido mejorando hasta llegar a lo que tenemos hoy en día: estufas de leña, construcciones de calidad que mantienen mejor el calor, saunas eléctricas y muchos otros avances que se pueden encontrar en la actualidad.

Interior de una sauna finlandesa

Tipos de saunas y principales diferencias

Existen muchos tipos diferentes de sauna en Finlandia. Estos se diferencian por el edificio en el que se encuentran situadas o por el tipo de estufa que encontramos en su interior.

Los tres principales tipos de sauna finlandesa son la sauna de humo, la sauna de estufa de leña y la sauna eléctrica.

Sauna de humo

La sauna de humo es uno de los tipos de sauna más antiguos que aún se mantiene en uso. Estas tardan varias horas en calentarse y no cuentan con chimenea.

El interior de este tipo de sauna se llena de humo al quemarse la leña, aportando a la estancia un aroma ahumado y cubriendo las paredes de hollín negro. Cuando la sauna ya se ha calentado, se apaga el fuego, se libera el humo a través de un respiradero situado en el techo y se abre la sauna.

Este tipo de sauna es una de las favoritas de los finlandeses y, generalmente, se encuentran en espacios públicos. En las viviendas se instalan saunas más modernas.

Sauna de estufa de leña

La sauna de estufa de leña o sauna de leña es considerada la sauna tradicional finlandesa. Esta se calienta hasta alcanzar los 80-110ºC quemando leña dentro de una estufa en el interior de la sauna. Este tipo de sauna tarda alrededor de 45 minutos en alcanzar la temperatura adecuada.

Las rocas que generan el vapor al arrojar agua sobre ellas se colocan encima de la estufa de la sauna para que se calienten. Así pues, la madera debe arder en todo momento, incluso cuando se está utilizando, para que las rocas de la sauna se mantengan calientes y sigan creando vapor.

Este tipo de saunas se encuentran principalmente en casas de campo y viviendas individuales, pero no en edificios de apartamentos.

Sauna eléctrica

Las saunas eléctricas se utilizan desde los años 50 y se suelen encontrar en apartamentos, incluso en aquellos de pequeño tamaño, y edificios de viviendas.

Su uso es mucho más sencillo que en el resto de saunas, ya que solo hay que pulsar un interruptor para que comience a calentarse y no es necesario cortar leña.

Al igual que en la sauna de estufa de leña, las rocas sobre las que se arroja el agua se encuentran sobre la fuente de calor principal, lo cual las mantiene calientes y les permite generar el vapor que cubre toda la estancia.

¿Cómo se usa la sauna finlandesa?

Si vas a entrar en una sauna en Finlandia, debes conocer algunas de las normas de la sauna finlandesa. Lo más importante que debes saber es que la sauna es un espacio para relajarse, por lo que no debes hacer ruido, ni discutir sobre temas polémicos, ni comer o beber en su interior.

Todo esto se aplica a las saunas públicas y la cultura tradicional de las saunas. No obstante, las saunas privadas se convierten en muchas ocasiones en espacios ideales para beber y conversar con amigos y familiares.

Si se trata de tu primera vez en la sauna, lo más recomendable es entrar y observar el comportamiento del resto de personas. Si ves que nadie habla, lo mejor es que respetes el silencio y te relajes de la misma forma.

En cuanto a lo que hay que llevar para acceder, los finlandeses suelen ir a la sauna desnudos, incluso en las saunas públicas separadas por sexos. No obstante, en las saunas públicas mixtas, si se exige el uso de trajes de baño.

Cuando vas a la sauna con familiares y amigos, normalmente se va desnudo si todos se sienten cómodos, incluso si la sauna es mixta. También es posible encontrar familias y grupos de amigos que hacen distintos turnos de sauna separando a mujeres y hombres.

Es aconsejable ducharse con agua caliente antes de entrar, ya que ayuda a mantener el espacio limpio y también elimina la suciedad de la piel, lo cual facilita la transpiración. Al salir de la sauna, debes darte una ducha de agua fría para ayudar a “cerrar” los poros y aumentar el flujo sanguíneo.

Otro aspecto a tener en cuenta es el lugar en el que vas a colocarte. Puesto que el calor asciende, sentarse en los bancos superiores te permitirá disfrutar de una mayor temperatura. Lo mismo sucede con las esquinas de la estancia. Si prefieres una experiencia más tranquila, siéntate en los asientos inferiores.

Además, la persona sentada junto al cubo de agua es, generalmente, la encargada de echar el agua sobre las rocas calientes. Así pues, te recomendamos sentarte alejado del cubo si no dominas su funcionamiento.

Cada sesión de sauna suele tener una duración de entre 5 y 20 minutos. Entre cada una de las sesiones, es habitual refrescarse con agua fría en la ducha o en el lago helado, para los más valientes. El repentino cambio entre el calor de la sauna y el enfriamiento en el agua proporciona diferentes beneficios.

¿Cuáles son los beneficios de la sauna finlandesa?

Además de ser utilizada como lugar de ocio, la sauna aporta numerosos beneficios para la salud:

  • Elimina toxinas y depura el organismo a través de sudor.
  • Refuerza el sistema inmune.
  • Relaja los músculos y reduce los niveles de estrés.
  • Cuida la piel y elimina células muertas.
  • Expulsa los excesos de líquidos retenidos y favorece la pérdida de peso.
  • Mejora la respiración al despejar las vías respiratorias.

La sauna finlandesa también tiene algunos riesgos, especialmente para aquellos que tienen algún problema cardiovascular. Esto se debe a las altas temperaturas que se encuentran en el interior de la sauna y al cambio brusco de temperatura que se produce al entrar al agua helada.

¿Dónde encuentro una sauna en Finlandia?

La mayoría de casas finlandesas, tanto viviendas individuales como apartamentos, cuentan con su propia sauna. También se suele encontrar una sauna común en todos los edificios de apartamentos para que la usen todas las personas que viven en el edificio.

Si no vives en Finlandia y no conoces a nadie que te pueda invitar a su sauna, puedes encontrar saunas públicas en la mayoría de ciudades y pueblos de Finlandia. Si te alojas en un hotel, es muy posible que haya una sauna en las instalaciones o podrías incluso tener una sauna en la habitación del hotel.

Sauna Loyly en Helsinki

Probar la sauna finlandesa en Helsinki

Si estás haciendo turismo en Helsinki, puedes probar algunas de las saunas más impresionantes de todo el país.

La sauna más popular de Helsinki es Löyly, un local con saunas de leña y humo situado junto al mar. Tendrás que reservar con antelación para poder acceder.

Si quieres disfrutar de una experiencia más tradicional, puedes acudir a la última sauna pública de leña de Helsinki: la sauna Kotiharju, que lleva en funcionamiento desde 1928.

¿Las saunas finlandesas son mixtas?

Esta es una de las preguntas más frecuentes entre los turistas. No todas las saunas finlandesas son mixtas. En caso de serlo, todas las personas deben acceder a su interior con traje de baño o una toalla. En las saunas de un solo sexo, es frecuente acceder a la sauna completamente desnudo, especialmente si se visita con familiares o amigos, aunque podrás entrar con bañador o toalla si no te sientes cómodo.

¿Todas las casas de Finlandia tienen sauna?

Todas las casas de Finlandia no tienen una sauna, aunque si es posible encontrar una en la mayoría de las viviendas. Se calcula que hay aproximadamente una sauna por cada dos finlandeses.

Casi todas las viviendas individuales o unifamiliares tienen su propia sauna, así como las cabañas vacacionales. Muchos finlandeses también tienen su propia sauna en el interior de su apartamento. Incluso las grandes empresas tienen sus propias saunas en las que se reúnen los empleados para hacer sesiones de networking.


Te ayudamos a preparar tu viaje

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Scroll to Top